¿Está en Peligro el Liderazgo de las Mujeres Políticas?

¡Es Hora de Tomar un Camino Diferente!

Está en peligro el liderazgo y la participación política de las mujeresa pesar de los evidentes avances ocurridos en los últimos tiempos.

Como tema, ya forma parte de la agenda pública a nivel nacional e internacional. Son múltiples los foros, organizaciones, campañas y personas que se han alineado para ir superando los diversos obstáculos que todavía dificultan esa participación.

Para  consolidar ese recorrido, ha sido necesario brindar un marco legal, cada vez más sólido,  que va desde la Convención sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) y la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la Mujer (Convención de Belem do Pará), hasta la lucha por la Paridad, que se va haciendo ley en cada vez màs países.

Como consecuencia de este accionar, casi todos los países del mundo han registrado un incremento en el número de mujeres que participan en política a todos los niveles.

I. HECHOS Y CIFRAS:

Desde 1997, la Unión Interparlamentaria (IPU, por sus siglas en inglés) comenzó a llevar registro de la participación política de las Mujeres y cada año publica una imagen global de ese desempeño.

A continuación, una breve reseña de la situación para 2019.

1. Jefes de Estado y de Gobierno:

La representación de las mujeres que se desempeñan en el liderazgo de alto nivel ha disminuido. Desde enero de 2019,  de 153 Jefas de Estado, 10 son mujeres, y de 193 Jefas de Gobierno, 10 son mujeres, mientras que para agosto de 2015 había 13 mujeres Jefas de Estado y 12 Jefas de Gobierno.

2. A nivel de Gobierno Nacional:

La proporción de ministras mujeres es del 20,7%, 2,4 puntos porcentuales más con respecto a 2017. Se diversifican los tipos de cartera de las cuales son titulares las mujeres ministras. Las carteras más frecuentes son las de medio ambiente, los recursos naturales y la energía, seguida por los sectores de educación y la familia.

3. Parlamentos: a nivel global

En noviembre de 2018, el 24% de todos los parlamentarios nacionales eran mujeres, un aumento lento del 11,3% desde 1995.

4. Parlamentos: a nivel regional:

Se mantienen grandes variaciones en cada región. En noviembre de 2018, estos porcentajes son: Américas, 30 por ciento; Europa, incluidos los países nórdicos, 27,7 por ciento;  África subsahariana, 23,6 por ciento; Asia, 19,4 por ciento; Estados árabes, 17,8 por ciento; y el Pacífico, 17 por ciento. Sólo 2 países tenían un 50 % o más de mujeres en el Parlamento: Ruanda con el 61,3 % y Bolivia con el 53,1 %.

5. A nivel de Gobierno local:

La proporción global de mujeres elegidas para el gobierno local es actualmente desconocida, lo que constituye una brecha de conocimiento importante.

II. ¿DONDE ESTÁ EL PELIGRO?

A pesar de estos avances, para Zeina Hilal, (Programa de Género de la IPU), el progreso hacia la representación igualitaria parece haberse estancado en los últimos años.

Si los índices actuales continúan, el IPU estima que tomará al menos 250 años alcanzar la paridad de género en los parlamentos, sin contar con los gobiernos locales o del ejecutivo nacional, donde hay menos progresos.

250 años es muuuuuucho tiempo


No podemos esperar tanto tiempo para hacer realidad paridad y la equidad que ella trae implícita, que solo nos dejará más desigualdad, democracias deficientes y países poco gobernables.

Esta tesis es confirmada por la UPI y las NNUU. En su Informe 2019, plantean que “El liderazgo y la participación política de las mujeres están en peligro, tanto en el ámbito local como mundial. Las mujeres tienen poca representación no sólo como votantes, también en los puestos directivos, ya sea en cargos electos, en la administración pública, el sector privado o el mundo académico.

Esta realidad contrasta con su indudable capacidad como líderes y agentes de cambio, y su derecho a participar por igual en la gobernanza democrática.”(UPI, 2019).

Según las Naciones Unidad, las mujeres “siguen estando marginadas en gran medida de la esfera política en todo el mundo, a menudo como resultado de leyes, prácticas, actitudes y estereotipos de género discriminatorios, bajos niveles de educación, falta de acceso a servicios de atención sanitaria, y debido a que la pobreza las afecta de manera desproporcionada”. (Asamblea General de las Naciones Unidas, 2011).

El efecto combinado de estos factores explican la presencia espasmódica de la Mujer en la Política y en los Partidos Políticos y está afectando su ritmo de incorporación a los espacios de poder donde se toman las decisiones, poniendo en riesgo la posición alcanzada con mucho esfuerzo hasta hoy en la sociedad.

De no atacarse prontamente esta tendencia, es probable que no solo haya estancamiento sino retroceso en las tasas de participación, alejándolas cada vez más de los espacios de poder donde se toman  las decisiones fundamentales de una sociedad, afectando su democracia y gobernabilidad.

Para ello, será necesario inaugurar una nueva etapa en la lucha por los derechos políticos de las Mujeres.

Se imponen nuevas ideas

III. ¿QUE PODEMOS HACER?

En general, el liderazgo de las Mujeres  se ha distinguido por ser más colaborativo, transparente y orientado a resultados, que se ha traducido en importantes avances, sobre todo en las áreas sociales como educación y salud.

Sin embargo, estos resultados son poco conocidos en comparación con la difusión viral que obtienen algunas denuncias de mujeres políticas envueltas en casos de corrupción.

Así, va quedando en el imaginario de la gente que no hay mucha diferencia entre el liderazgo político masculino y el femenino, impactando el ritmo de incorporación de la Mujer en la  Política.

Este hecho debe ser abordado y enfrentado de manera urgente.

De no hacerlo, estaremos socavando la certeza de que el liderazgo de la Mujer SI es diferente y que la Política  necesita más Mujeres para modernizarla y humanizarla.

Y para lograrlo, es preciso que se incorporen más Mujeres  preparadas y dispuestas a dar la batalla en la Política y en los Partidos Políticos.

La Política necesita a la Mujer

Entonces, una de las preguntas que podemos hacernos es:

¿Cómo podríamos acelerar esta tasa de participación?

IV. NO PODEMOS SER INDIFERENTES A ESTA REALIDAD.

Estos vaivenes en el ritmo de participación es un llamado de alerta que debe ser atendido con prontitud, ya que está abonando al estancamiento del liderazgo político de la Mujer. Está demostrado que sólo una presencia decisiva de las mujeres será capaz de rescatar el sistema democrático y reimpulsar su desarrollo y sostenibilidad.

Como bien dice el Dalai Lama:

“Es necesario que haya más mujeres entre los principales líderes mundiales para conseguir que el Siglo 21 sea un Siglo de Paz.”

Dalai Lama

Por eso, ¡Es Hora de Tomar un Camino Diferente!

Nuestra sugerencia es que además de conocer los obstáculos que dificultan una mayor participación política es hora de evaluar – de manera asertiva y constructiva- la calidad del liderazgo que la Mujer ha estado impulsando, que sirva de balance, rectificación e inspiración hacia el futuro.

Es hora de hacer un alto y decir algunas verdades que nos permitan reconocer errores y retomar el rumbo para inspirar a muchas mujeres que desean conquistar el Poder y transformar la Vieja Política.

Es hora de auto evaluarnos…

¿Te gustaría saber cuáles son esas verdades?

Te invito a que asistas a mi Conferencia online 10 Verdades  Que Toda Mujer Política Necesita Saber… y pocas se atreven a decirlo

En este webinar, descubrirás:

  1. ¿Qué está pasando? ¿Por qué se ha venido estancando el ritmo de crecimiento del liderazgo político de la  Mujer? 
  2. ¿Cuáles son las 10 verdades que debemos decirnos?
  3.  ¿Cómo estás tú en relación a esas 10 verdades? ¿Qué puedes hacer para contribuir a la reconducción del Liderazgo Político de la Mujer?  

El Webinar se llevará a cabo el día  martes 16 de julio a las 20 hs. Argentina

Haz click en el link para que puedas registrarse: https://webinar.getresponse.com/Gu0qR/10-verdades-que-toda-mujer-politica-debe-sabery-pocas-lo-saben-1

Las Mujeres están llamadas a ser protagonistas en el desarrollo de una sociedad más democrática, inclusiva y sostenible.

v. EXISTE UNA GRAN OPORTUNIDAD.

Los Partidos están obligados a cumplir las cuotas y –Sí o Sí- deben incorporar a miles de Mujeres para cubrir los distintos niveles e instituciones de Gobierno.

La formación presencial no será suficiente para capacitar a todas las Mujeres que se necesitan para ejercer un Nuevo Tipo De Liderazgo que Pide la Sociedad.

Es el mejor momento para que las Mujeres se incorporen a la Política y a los Partidos como Agentes De Cambio y participar en la construcción de una Mejor Sociedad.  Por ello, creo que el Momento Perfecto es Ahora.

Haz click en el link para que puedas registrarte

Te esperamos!! ¡¡SI TE GUSTA LA POLÍTICA, NO TE LO PUEDES PERDER!!

www.mireya-rodriguez.com                                                                        

Liderazgo y Poder en el Siglo 21

 

Soy Mireya Rodríguez y les doy  la más cordial bienvenida a mi blog, espacio creado para difundir buenas prácticas, casos de éxito, enfoques y herramientas novedosas  que facilitan el desarrollo del Liderazgo y el Poder en el Siglo 21.

Toda esta vivencia es producto de más de 15 años de trabajo con empresas, partidos políticos y otras organizaciones públicas y privadas que decidieron modernizarse, dejando atrás las posiciones cómodas, tradicionales o de temor y se atrevieron a montarse en la ola de cambios que estamos viviendo, con audacia, innovación y excelentes resultados.

Modernizarse significa que, sea cual sea el tipo de organización, estos actores piensan globalmente, tienen una capacidad rápida de respuesta ante las presiones de un entorno cambiante, están innovando para desarrollar nuevos productos o servicios, aprenden de manera acelerada, respetan la diversidad y al medio ambiente, trabajan en equipo, reconocen el  buen desempeño, establecen relaciones de confianza, entre otros muchos rasgos.

Sin embargo, no había decidido compartir digitalmente esta rica experiencia….hasta ahora.

Durante ese recorrido, pude darme cuenta que en estos actores predomina un cierto tipo de actitud que alimenta su capacidad para  transformar sus realidades  y mejorar el mundo en que vivimos.

Luego de un proceso de observación, pude descubrir que esas personas y estas organizaciones poseen una actitud que yo llamo ATT: Actitud Todo Terreno, que se alimenta de 5 Poderes:

  • Poder de Visión: para desarrollar una mentalidad innovadora y con claridad de objetivos que les permite superar  patrones y creencias limitantes.
  • Poder Estratégico:  para diseñar una ruta clara que combina la planificación con la flexibilidad para alcanzar sus metas.

  • Poder de la Coherencia: que refleja el poder interno que tienen las personas cuando alinean lo que piensan, dicen y hacen de manera auténtica, gracias al conocimiento propio y de los otros.

  • Poder de la Asertividad: como energía que transmite confianza y facilita conectar con la gente, respetando la diversidad y estableciendo alianzas para el logro de objetivos de alto impacto.

  • Poder Transformador: estos cuatro poderes se refuerzan entre si para proporcionar la motivación, los recursos y el marco ético que acompaña sus acciones de transformación y les ayuda a responder con rapidez, eficiencia y calidad.

Un poderoso mapa mental:

Yo diría que este es el mapa mental que más me ha ayudado como consultora, formadora o asesora, ya que busco que estos 5 poderes estén presentes en toda intervención que me es solicitada  a nivel político, empresarial y también personal.

Si bien no es nada nuevo lo que estoy diciendo, lo que más me asombra es que los nuevos paradigmas de gestión no están tan difundidos como pareciera a primera vista.

Al entrar en contacto con las más diversas organizaciones y personas resulta llamativo para mi que muchas aparentemente han asumido los rasgos más destacados de dicho paradigma, pero cuando entramos en contacto salta a la vista que siguen muy fuertes las relaciones jerárquicas, la centralización de la información y permanencen los compartimientos estancos.

Esta vieja configuración tiene impactos masivos en el tipo de comunicación, el grado de compromiso de sus integrantes y el logro de sus objetivos estratégicos.  Algunos perciben un malestar, perciben que algo anda mal pero no tienen tiempo para indagar de donde proviene.

Por eso, siempre me pregunto: ¿Realmente queremos que las cosas cambien?

Si fuera cierto, tendríamos que admitir que ya es hora de cambiarnos el Chip del Siglo 20 e incorporarnos a  la revolución del conocimiento, de las comunicaciones y la tecnología que han establecido nuevas relaciones de poder en todas las esferas de la vida.

El Siglo 21 tiene sus propias lógicas: visión compartida, diálogo, cooperación, construcción de acuerdos, espacios de confianza, creación de sinergias, prácticas de innovación, resultados equitativos y sostenibles.

Es decir, una nueva narrativa que debería ser asumida de manera auténtica por todos los actores de la sociedad.

De los actores a quienes he acompañado en procesos de modernización hay tres que requieren una acción más decidida y profunda, por el impacto que su accionar tiene en la sociedad. Estos actores son los partidos politicos, las empresas y las personas. Veamos:

1. Los Partidos Políticos son la verdadera caja negra de la que salen los candidatos que se convierten en Alcaldes, Regidores, Diputados, Senadores, Magistrados, Jueces y Presidentes de la República. En muchas ocasiones, son funcionarios con viejas formas de gobernar y que luego pasan a tomar decisiones desfasadas que afectan a toda la sociedad.

Su mismo desfase y desprestigio ha propiciado el surgimiento del movimiento de la anti- politica y de un liderazgo improvisado que ha venido a agravar las condiciones de vida de la gente, generando una reacción muy negativa hacia ellos por parte de la población. A tal punto, que muchos han llegado a decir “ningún politico nos representa” y “que se vayan todos”.

Los tiempos que vivimos son demasiado complejos para tener partidos políticos anclados en los viejos paradigmas. Tenemos las herramientas para lograr la Transformación Política que necesitamos.

2. La Empresa,  ya que muchas de ellas continúan con formas tradicionales de producción y gestión porque les va bien así, sin pensar que si no se modernizan serán reemplazadas por otras más veloces, más ágiles, más innovadoras, tecnológicamente audaces y socialmente responsables que pueden robarles la posición del mercado que les ha costado conquistar.

Muchas de ellas se concentran en engrosar sus indicadores financieros mientras el entorno laboral y la comunidad donde operan no prosperan al ritmo de sus ganancias, arriesgando con ello su propia sostenibilidad. 

De alli, la necesidad de desarrollar una Estrategia de Rediseño Empresarial, innovadora  y alineada con los nuevos paradigmas de gestión, que permita crear un nuevo ecosistema productivo mas equitativo y sostenible.

3. Las Personas. Si, como tú y como yo, que hemos de asumir la responsabilidad para impulsar nuestro propio proceso de cambio, desarrollando una visión, unas habilidades y un estilo de vida que nos gratifique, nos realice y contribuya al bienestar de los otros.

 

Para cada uno de estos actores, he desarrollado unos mensajes, unos contenidos y unos programas de alto impacto transformador, que compartiré con ustedes progresivamente.

Por lo pronto, les invito a visitar nuestro sitio web www.mireya-rodriguez.com dedicado a la actualización de paradigmas mentales, estratégicos, organizativos y personales para responder y beneficiarse de la época de cambios que estamos viviendo.

Alli, puedes dejarme tus preguntas, comentarios y sugerencias para saber que nos hemos conectado.

Me despido hasta el próximo post, con una frase que será siempre nuestra despedida:

a liderar los cambios que deseas ver en el Mundo, en TU mundo!